Mostrando entradas con la etiqueta PAPA FRANCISCO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta PAPA FRANCISCO. Mostrar todas las entradas

jueves, 16 de noviembre de 2017

PAPA FRANCISCO RECLAMA UNIDAD ENTRE SACERDOTES, PARROQUIAS Y DIÓCESIS


Papa Francisco reclama unidad entre sacerdotes, parroquias y Diócesis
 Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa



VATICANO, 16 Nov. 17 / 06:22 am (ACI).- El Papa Francisco destacó la importancia de que haya unidad entre las parroquias y los sacerdotes con su Obispo y con las estructuras diocesanas, así como la importancia de la comunión de estas con la Iglesia universal.

El Pontífice se expresó así ante los participantes en la Asamblea Internacional de la Confederación Unión Apostólica del Clero, a quienes recibió en el Palacio Apostólico del Vaticano este jueves 16 de noviembre.

En su discurso, Francisco defendió que, en el papel del pastor en la Iglesia particular resulta esencial una “espiritualidad diocesana” que sea reflejo de la “comunión trinitaria”, la cual es el “principal modelo de referencia para la comunidad eclesial”.

Para ello, es imperante la necesidad de que la Iglesia particular se sostenga en la Diócesis: “Una Iglesia particular tiene un rostro, un ritmo y una decisión concreta a la que debe servir con dedicación cada día testimoniando la sintonía y la unidad vivida y desarrollada con el Obispo”.

“El camino pastoral de la comunidad local –continuó el Papa– tiene como punto de referencia imprescindible el plan pastoral de la Diócesis, a la cual se deben ceñir los programas de las asociaciones, de los movimientos y de cualquier grupo particular”.

Francisco destacó que “la dedicación a la Iglesia particular debe expresarse siempre como un aliento mayor que la sitúe en sintonía con la vida de toda la Iglesia. La comunión y la misión son dinámicas correlativas".

"El ministro sirve a su Iglesia particular, con docilidad al Espíritu Santo y a su Obispo, y en colaboración con los demás presbíteros, pero con la conciencia de formar parte de la Iglesia universal que supera los confines de la propia Diócesis y del propio país”.

Añadió que “esta unidad pastoral, de todos en torno al Obispo, es la que hace la unidad en la Iglesia. Es muy triste cuando en un presbítero encontramos que esta unidad no existe, o que es aparente”.

Por otro lado, señaló que uno se convierte “en experto en espiritualidad de comunión gracias a la conversión a Cristo, a la apertura dócil a la acción de su Espíritu, a la acogida de los hermanos. Como bien sabemos, la fecundidad del apostolado no depende sólo de la actividad y de los esfuerzos organizativos, por otro lado, necesarios, si no, en primer lugar, de la acción divina”.

“Hoy, como en el pasado, los santos son los evangelizadores más eficaces, y todos los bautizado son llamados a aspirar a la medida más alta de vida cristiana, es decir a la santidad. Con más razón, esto concierne a los ministros ordinarios”.

Para poder realizar este ideal de santidad, continuó el Obispo de Roma, “cada ministro ordinario está llamado a seguir el ejemplo del Buen Pastor que da la vida por las ovejas. Para ello, el Padre celeste nos ha colmado de infinitos tesoros de misericordia, ternura y amor: ahí es donde siempre podremos encontrar la energía espiritual indispensable para irradiar en el mundo su amor y su alegría”.

Asimismo, relacionado estrechamente con el camino de la espiritualidad, se encuentra el empeño de la acción pastoral al servicio del pueblo de Dios, destacó el Papa. “Los pastores están llamados a ser servidores sagaces y fieles que imitan al Señor”. Servidores que “viven las alegrías y los dolores, las decepciones y las esperanzas del rebaño a ellos confiado”, incidió. 

miércoles, 15 de noviembre de 2017

PAPA FRANCISCO SEÑALA ESTAS 2 CONDICIONES PARA ENCONTRARSE CON DIOS EN LA EUCARISTÍA


El Papa señala estas 2 condiciones para encontrarse con Dios en la Eucaristía
 Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa
VATICANO, 15 Nov. 17 / 04:25 am (ACI).- Ser humildes y dejarse sorprender por Dios: estas son las dos condiciones indicadas por el Papa Francisco, durante la Audiencia General de este miércoles 15 de noviembre, para poder encontrarse con Dios en la Eucaristía.

En su catequesis, el Santo Padre señaló que “la Misa es oración, aún más, es la oración por excelencia, la más alta, la más sublime y, al mismo tiempo, la más concreta. De hecho, es el encuentro de amor con Dios mediante su Palabra y el Cuerpo y la Sangre de Jesús”. Afirmó que para comprender la belleza de la celebración eucarística hay que tener ese aspecto en cuenta.

Por lo tanto, humildad y confianza son requisitos esenciales para recibir al Señor. “En primer lugar, ser humildes, reconocerse hijos, descansar en el Padre, fiarse de Él. Para entrar en el Reino de los cielos es necesario hacerse pequeños como niños. En el sentido de que los niños saben fiarse, saben que alguno se preocupará de ellos, de aquello que comerán, de aquello que llevarán, y así todo”.

“La segunda predisposición, también propia de los niños, es dejarse sorprender –continuó el Pontífice–. El niño hace siempre mil preguntas porque desea descubrir el mundo, se maravilla de las cosas pequeñas porque todo es nuevo para él. Para entrar en el Reino de los Cielos es necesario dejarse maravillar. En nuestra relación con el Señor, en la oración, ¿nos dejamos maravillar? ¿Nos dejamos sorprender? Porque el encuentro con el Señor es siempre un encuentro vivo”.

Si la Eucaristía es oración, “¿qué es la oración?”, se preguntó Francisco. “Es, sobre todo, diálogo, una relación personal con Dios. El hombre ha sido creado como ser relacional que encuentra su plenitud relacionándose en el encuentro con su Creador”.

En la catequesis señaló también que “el Libro del Génesis afirma que el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios, el cual es Padre, Hijo y Espíritu Santo, una relación perfecta de amor y de unidad. De ella podemos comprender que nosotros hemos sido creados para entrar en una relación perfecta de amor, en un continuo entregarse y recibirse para poder encontrar así la plenitud de nuestro ser”.

“Cuando Moisés, ante la zarza ardiente, recibe la llamada de Dios, le pregunta cuál es su nombre, y Él le responde: ‘Yo soy el que es’. Esta expresión, en su sentido original, expresa presencia y favor, y, de hecho, inmediatamente después añade: ‘El Señor, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob’”, subrayó el Papa.

De esta manera, “también Cristo, cuando llama a sus discípulos, los llama para que permanezcan con Él. Esta es la gracia más grande: poder experimentar que la Eucaristía es el momento privilegiado para estar con Jesús y, por medio de Él, con Dios y con los hermanos”.

El Pontífice invitó a “rezar como un verdadero diálogo”, y recordó que ese diálogo “también implica saber permanecer en silencio. En silencio junto a Jesús. Del misterioso silencio de Dios surge su Palabra que resuena en nuestro corazón. Jesús mismo nos enseña cómo es posible ‘estar’ verdaderamente con el Padre y nos lo demuestra con su oración”.

“Los Evangelios nos muestran a Jesús que se retira a un lugar aparte para rezar; los discípulos, viendo su íntima relación con el Padre, sienten el deseo de poder participar, y le piden: ‘Señor, enséñanos a rezar’. Jesús responde que la primera cosa necesaria para rezar es saber decir ‘Padre’, es decir, ponerse en su presencia con confianza filial. Pero para poder aprender, es necesario reconocer humildemente que necesitamos ser instruidos, y decirlo con sencillez: enséñame a rezar, Señor”.

Por ello insistió en la necesidad de pedirle al Señor: “Señor, enséñame a rezar”.

martes, 14 de noviembre de 2017

PROGRAMA OFICIAL DEL VIAJE DEL PAPA FRANCISCO A CHILE Y PERÚ ENERO 2018


Este es el programa oficial del viaje del Papa Francisco a Chile y Perú
 Foto: L'Osservatore Romano






VATICANO, 13 Nov. 17 / 12:43 pm (ACI).- La Sala de Prensa del Vaticano hizo público el programa oficial del viaje que el Papa Francisco realizará a Chile y Perú del 15 al 21 de enero de 2018. El anuncio se realizó de forma simultánea en el Vaticano, Chile y Perú.

A continuación, el programa oficial del viaje:



CHILE (La hora que aparece en esta primera parte del programa corresponde a la de Chile GMT-3)

Lunes 15 de enero de 2018
ROMA-SANTIAGO
08.00 Salida del avión papal desde el aeropuerto de Fiumicino, Roma.

20.10 Llegada al aeropuerto internacional de Santiago. Ceremonia de Bienvenida.

21.00 Llegada del Santo Padre a la Nunciatura Apostólica.

Martes 16 de enero de 2018
SANTIAGO
08.20 Encuentro con las autoridades, con la sociedad civil y con el cuerpo diplomático en el Palacio de la Moneda. Discurso del Santo Padre.

09.00 Visita de cortesía a la Presidenta Bachelet en el Salón Azul del Palacio de la Moneda.

10.30 Santa Misa en el Parque O’Higgins. Homilía del Santo Padre.
16.00 Breve visita al Centro penitenciario Femenino Santiago. Saludo del Santo Padre.

17.15 Encuentro con los sacerdotes, religiosos, religiosas, consagrados y seminaristas en la Catedral de Santiago. Discurso del Santo Padre.

18.15 Encuentro con los Obispos en la Sacristía de la Catedral. Saludo del Santo Padre.

19.15 Visita privada al Santuario de San Alberto Hurtado. Encuentro privado con los sacerdotes de la Compañía de Jesús.


Miércoles 17 de enero de 2018
SANTIAGO-TEMUCO-SANTIAGO
08.00 Salida en avión desde el aeropuerto de Santiago a Temuco.

10.30 Santa Misa en el Aeropuerto de Maquehue. Homilía del Santo Padre.

12.45 Comida con algunos habitantes de la Araucanía en la casa Madre de la Santa Cruz.

15.30 Salida en avión del aeropuerto de Temuco hacia Santiago.
17.00 Llegado al aeropuerto de Santiago.

17.30 Encuentro con los jóvenes en el Santuario de Maipú. Discurso del Santo Padre.

18.30 Traslado en vehículo a la Pontificia Universidad Católica de Chile.
19.00 Visita a la Pontificia Universidad Católica de Chile. Discurso del Santo Padre.

Jueves 18 de enero de 2018
SANTIAGO-IQUIQUE-LIMA
08.05 Salida en avión del aeropuerto de Santiago hacia Iquique.

10.35 Llegada al aeropuerto internacional de Iquique.

11.30 Santa Misa en el Campus Lobito. Homilía del Santo Padre.

14.00 Comida con el séquito papal en la Casa de Retiros del Santuario de Nuestra Señora de Lourdes, de los Padres Oblatos.

16.45 Llegada al aeropuerto de Iquique. Ceremonia de despedida.
17.05 Salida en avión del aeropuerto de Iquique hacia Lima.

_________________________



PERÚ (La hora que aparece en esta segunda parte del programa corresponde a la de Perú GMT-5)

Jueves 18 de enero de 2018
SANTIAGO-IQUIQUE-LIMA
17.20 Llegada al aeropuerto de Lima. Ceremonia de bienvenida.


Viernes 19 de enero de 2018
LIMA-PUERTO MALDONADO-LIMA

08.30 Encuentro con las autoridades, con la sociedad civil y con el cuerpo diplomático en el Patio de Honor. Discurso del Santo Padre.

09.00 Visita de cortesía al Presidente en el Salón de los Embajadores del Palacio de Gobierno.

09.55 Salida en avión de Lima a Puerto Maldonado.

11.45 Llegada al aeropuerto de Puerto Maldonado.

12.00 Encuentro con los pueblos de la Amazonía en el Coliseo Regional Madre de Dios. Discurso del Santo Padre.

13.00 Encuentro con el pueblo en el Instituto Jorge Basadre. Saludo del Santo Padre.

13.15 Comida con los representantes de los pueblos de la Amazonía en el Centro Pastoral Apaktone.

15.45 Visita al Hogar Principito.

16.50 Salida en avión hacia Lima.

18.40 Llegada al aeropuerto de Lima.

19.00 Encuentro privado con los miembros de la Compañía de Jesús en la iglesia de San Pedro.

______________

Sábado 20 de enero de 2018
LIMA-TRUJILLO-LIMA

07:40 Partida en avión a Trujillo

09:10 Llegada al aeropuerto de Trujillo

10:00 Santa Misa en la playa de Huanchaco. Homilía del Santo Padre.

12:15 Recorrido en papamóvil en la zona de Buenos Aires.

15:00 Breve visita a la Catedral

15:30 Encuentro con los sacerdotes, religiosos y seminaristas de las circunscripciones eclesiásticas del norte del Perú. Discurso del Santo Padre.

16:45 Celebración Mariana – Virgen de la Puerta en la Plaza de Armas. Discurso del Santo Padre.

18:15 Partida en avión a Lima

19:40 Llegada al aeropuerto de Lima

___________

Domingo 21 de enero de 2018
LIMA-ROMA

09:15 Rezo de la hora media con religiosas de vida contemplativa en el Santuario del Señor de los Milagros. Homilía del Santo Padre

10:30  Oración ante las reliquias de Santos peruanos en la Catedral de Lima. Oración del Santo Padre.

10:50 Encuentro con los obispos en el Palacio Arzobispal. Discurso del Santo Padre.

12:00 Ángelus en la Plaza de Armas.

12:30 Almuerzo con el séquito papal en la Nunciatura Apostólica

16:15 Santa Misa en la Base aérea Las Palmas. Homilía del Santo Padre.

18:30 Llegada al aeropuerto. Ceremonia de despedida

18:45 Partida en avión hacia Roma / Ciampino

_______________

Lunes 22 de enero de 2018
ROMA
14.15 Llegada al aeropuerto de Roma / Ciampino

lunes, 13 de noviembre de 2017

PAPA FRANCISCO PIDE CRISTIANOS COHERENTES QUE NO CAUSEN ESCÁNDALO ANTE EL PUEBLO DE DIOS


El Papa pide cristianos coherentes que no causen escándalo ante el pueblo de Dios
Foto: L'Osservatore Romano




VATICANO, 13 Nov. 17 / 05:43 am (ACI).- Durante la Misa celebrada en la Casa Santa Marta, en el Vaticano, el Papa Francisco advirtió contra el escándalo que causa heridas en el pueblo de Dios muy difíciles de curar, y que pueden matar la esperanza.

Por eso, pidió a los cristianos que sean coherentes, porque con su incoherencia pueden causar grave escándalo. “Cuántos cristianos, con su ejemplo, alejan a la gente, con su incoherencia, con su propia incoherencia. La incoherencia de los cristianos es una de las armas más efectivas que tiene el diablo para debilitar al pueblo de Dios y para alejar al pueblo de Dios del Señor. Decir una cosa y hacer otra”.

“Esa incoherencia produce escándalo –continuó el Santo Padre–. Por lo tanto, debemos preguntarnos: ¿cómo es mi coherencia de vida? ¿Soy coherente con el Evangelio? ¿Soy coherente con el Señor?”.

Como ejemplo de incoherencia, habló de los empresarios cristianos que no pagan el sueldo justo o que se sirven de la gente para enriquecerse, o también el escándalo de los pastores de la Iglesia que no cuidan al rebaño y permiten que se alejen.

Francisco explicó que “es inevitable que se produzcan escándalos, pero, como señala Jesús en el Evangelio, ¡ay de aquel por el que se produzcan! Hay que estar atentos a no escandalizar. El escándalo es dañino porque causa una herida, hiere la vulnerabilidad del pueblo de Dios y hiere la debilidad del pueblo de Dios. Muchas veces estas heridas se llevan para toda la vida. Y no sólo causa heridas, el escándalo también es capaz de matar: mata esperanzas, mata ilusiones, mata familias y mata muchos corazones”.

También recordó que “Jesús nos dice que no se puede servir a dos señores, a Dios y al dinero, y cuando el pastor está apegado al dinero, escandaliza. La gente se escandaliza: el pastor apegado al dinero. El pastor que trata de crecer, cuya vanidad le hace irse arriba en vez de ser humilde y tierno, porque la ternura y la humildad favorecen la cercanía al pueblo. O el pastor que se siente señor y que da órdenes a todos, orgulloso, en vez de ser un pastor servidor del pueblo de Dios. Todo pastor debe preguntarse: ¿cómo es mi relación con el dinero?”.

El Papa finalizó su homilía invitando a hacer examen de conciencia: “¿Soy causa de escándalo y por qué? De esa manera podemos responder al Señor y acercarnos un poco más a Él”.

Evangelio comentado por el Papa Francisco:

Lucas 17:1-6

1 Dijo a sus discípulos: «Es imposible que no vengan escándalos; pero, ¡ay de aquel por quien vienen!

2 Más le vale que le pongan al cuello una piedra de molino y sea arrojado al mar, que escandalizar a uno de estos pequeños.

3 Cuidaos de vosotros mismos. «Si tu hermano peca, repréndele; y si se arrepiente, perdónale.

4 Y si peca contra ti siete veces al día, y siete veces se vuelve a ti, diciendo: "Me arrepiento", le perdonarás.»

5 Dijeron los apóstoles al Señor; «Auméntanos la fe.»

6 El Señor dijo: «Si tuvierais fe como un grano de mostaza, habríais dicho a este sicómoro: "Arráncate y plántate en el mar", y os habría obedecido.»

domingo, 12 de noviembre de 2017

PAPA FRANCISCO: ESTA ES LA CONDICIÓN PARA ENTRAR EN EL REINO DE LOS CIELOS


Esta es la condición para entrar en el Reino de los Cielos explicada por el Papa Francisco
 Foto: Captura de Youtube




VATICANO, 12 Nov. 17 / 06:44 am (ACI).- Durante el rezo del Ángelus en la plaza de San Pedro, en el Vaticano, el Papa Francisco subrayó que para poder entrar en el Reino de los Cielos es necesario permanecer vigilantes durante toda la vida a la espera de la llegada del Señor, pues, como dice el Evangelio, “no sabemos ni el día ni la hora”.

El Santo Padre afirmó que ese estar preparados no significa sólo el permanecer despiertos, sino, que también hay que prepararse llevando una vida cristiana centrada en ayudar al prójimo.

Francisco realizó esta reflexión a partir del Evangelio del domingo, en el que, mediante la parábola de las diez vírgenes, “nos indica la condición para entrar en el Reino de los Cielos”. Señaló que las diez vírgenes “eran las damas de honor encargadas de acoger al esposo en la ceremonia de la boda, y puesto que en aquel tiempo la costumbre era celebrarlas de noche, poseían unas lámparas”.

“La parábola dice que cinco de aquellas vírgenes eran prudentes, y las otras cinco necias. Las prudentes llevaron con ellas el aceite para las lámparas, mientras que las necias no lo habían llevado. El esposo tardaba en llegar y todas se durmieron”.

“A medianoche –continuó narrando el Papa– se anunció la llegada del esposo, y entonces las vírgenes necias se dieron cuenta de que no tenían el aceite para las lámparas, y se lo pidieron a las prudentes. Pero estas respondieron que no se lo podían dar porque no tenían suficiente para todas”.

Entonces, “mientras las necias acudían a por el aceite, llegó el esposo. Las vírgenes prudentes entraron con él en la sala del banquete, y tras ellas se cerró la puerta. Las cinco necias llegaron más tarde y llamaron a la puerta, pero recibieron por respuesta: ‘No os conocemos’, y se quedaron fuera”.

Tras terminar de resumir el episodio evangélico, el Papa preguntó: “¿Qué es lo que nos quiere enseñar Jesús con esta parábola? Nos recuerda que debemos estar preparados para el encuentro con Él”.

“En muchas ocasiones, en el Evangelio, Jesús nos exhorta a estar vigilantes, y lo hace también cuando finaliza esta parábola: ‘Permaneced siempre vigilantes, porque no sabéis el día ni la hora’. Pero con esta parábola nos dice que vigilar no solo significa no quedarse dormidos, sino estar preparados”.

De hecho, “en la parábola todas las vírgenes se durmieron antes de la llegada del esposo, pero al despertarse, algunas estaban preparadas y otras no. Aquí está el significado de ese ser sagaces y prudentes. Se trata de no esperar al último momento de nuestra vida para colaborar con la gracia de Dios, sino, hacerlo ya ahora”.

Entre el simbolismo de la parábola, Francisco destacó la lámpara, que “es el símbolo de la fe que ilumina nuestra vida, mientras que el aceite es el símbolo de la caridad que alimenta la luz de la fe y la hace fecunda y luminosa”

“La condición para estar preparados para el encuentro con el Señor no es solo la fe, sino también una vida cristiana rica en amor por el prójimo. Si nos dejamos guiar por aquello que parece más cómodo, por la búsqueda de nuestros intereses, nuestra vida se vuelve estéril, y no guardamos ninguna reserva de aceite para la lámpara de nuestra fe, y ésta se apagara en el momento de la llegada del Señor, o incluso antes”.

“Por el contrario –finalizó el Pontífice–, si estamos vigilantes y buscamos hacer el bien, con gestos de amor, compartiendo, siendo serviciales con el prójimo en dificultad, podemos estar tranquilos mientras esperamos la llegada del esposo: el Señor podrá venir en cualquier momento, y ni siquiera el sueño de la muerte nos asustará, porque tenemos la reserva de aceite acumulada con las obras buenas de cada día”. 

jueves, 9 de noviembre de 2017

PAPA FRANCISCO DESTACA LA NECESIDAD DE EDIFICAR, CUSTODIAR Y PURIFICAR LA IGLESIA


El Papa Francisco destaca la necesidad de edificar, custodiar y purificar la Iglesia
Foto: L'Osservatore Romano







VATICANO, 09 Nov. 17 / 06:50 am (ACI).- En el día en que la Iglesia celebra la dedicación de la basílica de San Juan de Letrán, Catedral de Roma y primera Basílica de la iglesia en ser construida, el Papa Francisco resaltó, durante la Misa celebrada en la Casa Santa Marta, la necesidad de “edificar la Iglesia, custodiar la Iglesia y purificar la Iglesia”.

En su homilía, el Santo Padre señaló que para edificar la Iglesia es necesario identificar su fundamento. “¿Y cuál es el fundamento de la Iglesia?: ¡Es Jesucristo!”.

“Él es la piedra angular de este edificio. Sin Jesucristo no hay Iglesia. ¿Por qué? –se preguntó– Porque sin Él no hay fundamento. Y, pensemos en una iglesia material, si construimos una iglesia sin fundamento, ¿qué ocurre? Se derrumba. Se derrumba toda. Si Jesucristo no está vivo en la Iglesia, la Iglesia se derrumba”.

Por otro lado, “¿nosotros qué somos?”, se preguntó. “Nosotros somos las piedras vivas de ese edificio”. Señaló que esas piedras son todas diferentes, “y esa es la riqueza de la Iglesia. Cada uno de nosotros contribuye a la construcción con los dones que Dios nos ha dado. No podemos pensar en una Iglesia uniforme: eso no es Iglesia”.

A continuación, se preguntó: “¿Quién custodia la Iglesia?: el Espíritu de Dios que vive en nosotros”. “Los cristianos de hoy saben quién es Jesucristo y saben quién es el Padre porque rezan el Padre Nuestro. Pero cuando les hablas del Espíritu Santo dicen: ‘Sí, sí, la paloma’, y ahí se quedan. Pero el Espíritu Santo es la vida de la Iglesia, es tu vida, mi vida. Somos templo del Espíritu Santo y debemos custodiarlo”.

“El Espíritu Santo es el que produce armonía en nosotros y en la Iglesia. Él es la armonía de este edificio”, subrayó.


Finalmente, el Papa Francisco habló sobre purificar la Iglesia. “Todos somos pecadores –recordó–, todos. Si alguno de vosotros no lo es, que levante la mano, porque sería una interesante curiosidad. Todos lo somos. Y por ello debemos purificarnos continuamente. Y también purificar la comunidad: la comunidad diocesana, la comunidad cristiana, la comunidad universal de la Iglesia”. “De ese modo, se puede hacer crecer”, concluyó.

Evangelio comentado por el Papa Francisco:

Juan 2:13-22

13 Se acercaba la Pascua de los judíos y Jesús subió a Jerusalén.

14 Y encontró en el Templo a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas en sus puestos.

15 Haciendo un látigo con cuerdas, echó a todos fuera del Templo, con las ovejas y los bueyes; desparramó el dinero de los cambistas y les volcó las mesas;

16 y dijo a los que vendían palomas: «Quitad esto de aquí. No hagáis de la Casa de mi Padre una casa de mercado.»

17 Sus discípulos se acordaron de que estaba escrito: El celo por tu Casa me devorará.

18 Los judíos entonces le replicaron diciéndole: «Qué señal nos muestras para obrar así?»


19 Jesús les respondió: «Destruid este Santuario y en tres días lo levantaré.»

20 Los judíos le contestaron: «Cuarenta y seis años se han tardado en construir este Santuario, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?»

21 Pero él hablaba del Santuario de su cuerpo.

22 Cuando resucitó, pues, de entre los muertos, se acordaron sus discípulos de que había dicho eso, y creyeron en la Escritura y en las palabras que había dicho Jesús.

miércoles, 8 de noviembre de 2017

PAPA FRANCISCO ANUNCIA NUEVO CICLO DE CATEQUESIS: LA MISA ES FUENTE DE LA VIDA DEL CRISTIANO


El Papa inicia nuevo ciclo de catequesis: La Misa es la fuente de la vida del cristiano
Por Álvaro de Juana
 Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa




VATICANO, 08 Nov. 17 / 04:36 am (ACI).- El Papa Francisco ha dado inicio a un nuevo ciclo de catequesis sobre la “Santa Misa” que desarrollará cada miércoles durante la Audiencia General. Esta semana fue la primera, y en ella explicó las razones que le han llevado a elegir este tema.

Estas catequesis “fijarán la mirada en el ‘corazón’ de la Iglesia, es decir, en la Eucaristía”. “Es fundamental para nosotros los cristianos comprender bien el valor y el significado de la Santa Misa, para vivir cada vez más plenamente nuestra relación con Dios”.

El Pontífice pidió no olvidar “al gran número de cristianos que, en todo el mundo, en 2.000 años de historia, han resistido hasta la muerte para defender la Eucaristía; y cuántos todavía hoy arriesgan su vida para participar en la Misa dominical”:

Puso de ejemplo la persecución que sufrió en el año 304 un grupo de cristianos en el grupo de África y el testimonio que dieron. “Nos interpela a todos y pide una respuesta sobre qué significa para cada uno de nosotros participar en el Sacrificio de la Misa”.

Francisco recordó que ‘Eucaristía’ significa ‘acción de gracias’: agradecimiento a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo que nos involucra y nos transforma en su comunión de amor”.

“El Concilio Vaticano II estuvo fuertemente animado por el deseo de conducir a los cristianos a comprender la grandeza de la fe y la belleza del encuentro con Cristo” y “por eso era necesario ante todo poner en marcha, con la guía del Espíritu Santo, una adecuada renovación de la liturgia, porque la Iglesia vive continuamente de ella y se renueva gracias a ella”.


El Papa destacó la importancia de la “formación litúrgica de los fieles” que es “indispensable para una verdadera renovación”. “Este es el objetivo del ciclo de catequesis que iniciamos hoy: crecer en la conciencia del gran don que Dios nos ha donado en la eucaristía”.

“La eucaristía es un acontecimiento maravilloso en el que Jesucristo, nuestra vida, se hace presente” y "los sacramentos y la celebración eucarística de modo particular, son signos del amor de Dios, las vías privilegiadas para encontrarnos con Él”.

martes, 7 de noviembre de 2017

PAPA FRANCISCO PIDE NO PERDER LA CAPACIDAD DE SENTIRSE AMADO PORQUE ENTONCES SE PIERDE TODO


El Papa pide no perder la capacidad de sentirse amado porque entonces “se pierde todo”
Foto: L'Osservatore Romano




VATICANO, 07 Nov. 17 / 05:19 am (ACI).- En la homilía que pronunció en la casa Santa Marta, el Papa Francisco advirtió del peligro de perder la capacidad de sentirse amado y rechazar la gratuidad de la salvación.

Francisco comentó el Evangelio en el que Jesús narra una parábola en la que un hombre invita a una gran cena, pero algunos de los comensales finalmente dicen que no pueden asistir.

Estaban apegados al interés hasta el punto de que les llevaba a una “esclavitud del Espíritu” y a ser “incapaces de entender la gratuidad de la invitación”.

“Si no se entiende la gratuidad de la invitación de Dios no se entiende nada. La iniciativa de Dios es siempre gratuita. Pero para ir a este banquete, ¿qué se debe pagar? El billete de entrada es estar enfermo, ser pobre, ser pecador. Ser necesitado en el cuerpo y en el alma”.

“Para la necesidad de curarse, de sanar, hay que tener necesidad de amor”, dio Francisco. La gratuidad de Dios “no tiene límites” porque “recibe a todos”, y recordó a continuación la parábola del hijo pródigo.

“Éste ha gastado todo el dinero, ha gastado la herencia, con los vicios, los pecados, ¿y tú le haces una fiesta?”. “Este no entiende la gratuidad de la salvación, piensa que la salvación es el fruto del ‘yo pago y tú me salvas’. Pago con esto, con esto, con esto… ¡No!, la salvación es gratuita”.

El Pontífice dijo también que “la salvación es un don de Dios al que se responde con otro don, el don de mi corazón”.

También denunció a aquellos que “intercambian” un don con otro y hacen negocio porque Dios “no pide nada a cambio”, solo “amor, fidelidad, como Él es amor y Él es fiel”.

“La salvación no se compra, simplemente se entra en el banquete”, advirtió. “Dichoso el que tome el alimento en el Reino de Dios”.

Y aquellos que no quieren entrar en el banquete “se sienten seguros”, “salvados a su manera fuera del banquete” y “han perdido el sentido de la gratuidad”. “Han pedido una cosa más grande y más hermosa todavía y esto es algo muy feo: han perdido la capacidad de sentirse amados”.

“Cuando tú pierdes la capacidad de sentirte amado no hay esperanza, has perdido todo. Nos hace pensar en lo escrito en la puerta del infierno dantesco (del libro de Dante): ‘Dejad la esperanza’, has perdido todo. Pidamos al Señor que nos salve de perder la capacidad de sentirnos amados”.


Evangelio comentado por el Papa:

Lucas 14:15-24

15 Habiendo oído esto, uno de los comensales le dijo: «¡Dichoso el que pueda comer en el Reino de Dios!»
16 El le respondió: «Un hombre dio una gran cena y convidó a muchos;
17 a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los invitados: "Venid, que ya está todo preparado."
18 Pero todos a una empezaron a excusarse. El primero le dijo: "He comprado un campo y tengo que ir a verlo; te ruego me dispenses."
19 Y otro dijo: "He comprado cinco yuntas de bueyes y voy a probarlas; te ruego me dispenses."
20 Otro dijo: "Me he casado, y por eso no puedo ir."
21 «Regresó el siervo y se lo contó a su señor. Entonces, airado el dueño de la casa, dijo a su siervo: "Sal en seguida a las plazas y calles de la ciudad, y haz entrar aquí a los pobres y lisiados, y ciegos y cojos."
22 Dijo el siervo: "Señor, se ha hecho lo que mandaste, y todavía hay sitio."
23 Dijo el señor al siervo: "Sal a los caminos y cercas, y obliga a entrar hasta que se llene mi casa."
24 Porque os digo que ninguno de aquellos invitados probará mi cena.»

lunes, 6 de noviembre de 2017

PAPA FRANCISCO: ANTE TUS PECADOS, TE DEJAS MISERICORDIAR POR EL SEÑOR?


Papa Francisco: “Ante tus pecados, 
¿te dejas ‘misericordiar’ por el Señor?
 Foto: L'Osservatore Romano




VATICANO, 06 Nov. 17 / 05:22 am (ACI).- Durante la homilía de la Misa celebrada en la Casa Santa Marta el Papa Francisco afirmó que el camino de la vocación cristiana no es fácil, y que ante las previsibles caídas, los pecados, las desobediencias, hay que dejarse llevar por la misericordia de Dios, hay que dejarse “misericordiar”.

El Santo Padre explicó que “a lo largo de la historia de la Salvación, los dones y las llamadas de Dios a su pueblo son irrevocables porque Dios es fiel. Por ello, también es irrevocable el don de la elección, de la promesa y de la Alianza”.

“Cada uno de nosotros ha sido elegido, elegido por Dios. Cada uno de nosotros es portador de la promesa del Señor: ‘Camina en mi presencia, sé irreprochable y yo te daré todo esto’. Y cada uno de nosotros establece esa Alianza con el Señor. Pero somos libres, la puedes hacer si tienes voluntad”.

El camino marcado por esta Alianza no es fácil, advirtió Francisco. “En este camino de la elección hacia la promesa de la Alianza habrá pecados, desobediencias, pero ante estas desobediencias, siempre hay misericordia”.

“Es como la dinámica de nuestro caminar hacia la madurez –indicó–: siempre hay misericordia porque Él es fiel, Él no nos quita nunca sus dones. Delante de nuestras debilidades, de nuestros pecados, siempre está la misericordia de Dios”.

El Pontífice animó a pensar “en nuestra elección. Pienso que puede ser bueno para todos nosotros. Pensar en la promesa que el Señor nos ha hecho y cómo vivo yo la Alianza con el Señor. Cómo me dejo, permitidme la palabra, ‘misericordiar’ por el Señor ante mis pecados, ante mis desobediencias. Y, finalmente, si soy capaz de dar gracias a Dios, mediante un acto de adoración, por lo que me ha dado, por lo que nos ha dado a cada uno de nosotros. No podemos olvidar que los dones y la llamada de Dios son irrevocables”, insistió.

Por último, animó a plantearse una serie de preguntas a modo de examen: “¿Cómo experimento yo la elección? ¿Me siento cristiano? ¿Cómo vivo la promesa, una promesa de salvación en mi camino y cómo permanezco fiel a la Alianza del mismo modo que Él es fiel?”.

domingo, 5 de noviembre de 2017

PAPA FRANCISCO: LOS CRISTIANOS DEBEN HUIR DE LOS HONORES Y SERVIR A LOS DEMÁS


Papa Francisco: Los cristianos deben huir de los honores y servir a los demás
Por Álvaro de Juana
Foto: ACI Prensa


VATICANO, 05 Nov. 17 / 07:03 am (ACI).- En el Ángelus del domingo, el Papa Francisco explicó que los cristianos están llamados a hacerse servidores y por tanto tienen que huir del honor y de los primeros puestos, así como rechazar la tentación de la apariencia.

Así, el Evangelio del día está ambientado ·en los últimos días de la vida de Jesús en Jerusalén; días cargados de expectativas y tensiones”, dijo el Papa. “Por un lado, Jesús dirige severas críticas a los escribas y los fariseos, y por el otro, realiza importantes entregas a los cristianos de todos los tiempos, por lo tanto también a nosotros”.

Francisco denunció que “un defecto frecuente en quienes tienen una autoridad, es exigir de los demás cosas, inclusive justas, pero que ellos no practican en primera persona”.

“Esta actitud es un mal ejercicio de la autoridad, que en cambio debería tomar su principal fuerza precisamente del buen ejemplo”.

“La autoridad nace del buen ejemplo –continuó– para ayudar a otros a practicar lo que es justo y debido, sosteniéndolos en las pruebas que se encuentran en el camino del bien. La autoridad es una ayuda, pero si se ejerce mal, se vuelve opresiva, no permite que la gente crezca y crea un clima de desconfianza y hostilidad.

El Pontífice advirtió también contra la “actitud de vivir sólo de la apariencia” y recordó que los cristianos no buscan el honor, sino la humildad.

“Los discípulos de Jesús no debemos buscar títulos de honor, de autoridad o supremacía. Yo les digo que personalmente me duele ver a personas que psicológicamente andan corriendo detrás de las honorificaciones. No debemos hacer esto porque entre nosotros debe haber una actitud fraternal. Todos somos hermanos y no debemos dominar a los demás de ninguna manera”.

En definitiva, “si hemos recibido cualidades de nuestro Padre Celestial, debemos ponerlas al servicio de los hermanos, y no aprovecharlas para nuestra satisfacción personal”.

“No debemos considerarnos superiores a los demás; la modestia es esencial para una existencia que quiere estar conforme a las enseñanzas de Jesús, que es manso y humilde de corazón; y ha venido para servir y no ser servido”.

sábado, 4 de noviembre de 2017

PAPA FRANCISCO PIDE A LAS UNIVERSIDADES CATÓLICAS PROMOVER MATERIAS SOBRE LA INMIGRACIÓN


El Papa pide a las universidades católicas promover materias sobre la inmigración
Por Álvaro de Juana
 Foto: L'Osservatore Romano




VATICANO, 04 Nov. 17 / 05:54 am (ACI).- El Pontífice recibió en audiencia a miembros de la Federación Internacional de las Universidades Católicas, una vez concluyeron en Roma un congreso internacional sobre refugiados e inmigrantes, y les pidió ayudar a estudiar a refugiados y favorecer materias para reflexionar sobre el drama de la inmigración.

El Papa afirmó que un aspecto esencial en la formación católica es “mira a la responsabilidad social, para la construcción de un mundo más justo y más humano”.

Francisco recordó que las universidades católicas “han buscado siempre armonizar la búsqueda científica con la teológica, poniendo en diálogo razón y fe”. Por ello, invitó a “individualizar soluciones prácticas también a largo plazo” en materia de migración, para evitar que muchos se vean obligados a emigrar.

“También es importante reflexionar sobre las reacciones negativas, a veces discriminatorias y xenófobas, que la acogida de los migrantes está suscitando en países de antigua tradición cristiana, para proponer itinerarios de formación de las conciencias”.

Francisco se detuvo también a hablar de la enseñanza y exhortó a que las universidades católicas “adopten programas dirigidos a favorecer la instrucción de los refugiados, a varios niveles, tanto a través de la oferta de cursos a distancia para aquellos que viven en los campos o en los centros de acogida, como de bolsas de estudio que permitan su recolocación”.

Además, hizo hincapié en la formación de profesionales e invitó a que los docentes católicos eduquen a los estudiantes, “algunos de los cuales serán líderes políticos, emprendedores y creadores de cultura”, a “una lectura atenta del fenómeno migratorio, en una perspectiva de justicia, de corresponsabilidad global y de comunión en la diversidad cultural”.

Por otro lado, también destacó la “promoción social” puesto que las universidades católicas poseen un importante rol “de conciencia crítica respecto a las diferentes formas de poder político, económico y cultural”. 

miércoles, 1 de noviembre de 2017

PAPA FRANCISCO EN TODOS LOS SANTOS: BIENAVENTURANZAS SON PARA NOSOTROS


El Papa en Todos los Santos: Bienaventuranzas son para nosotros y no para superhombres





VATICANO, 01 Nov. 17 / 07:12 am (ACI).- Al presidir este miércoles 1 de noviembre, Solemnidad de Todos los Santos, el rezo del Ángelus, el Papa Francisco explicó que las bienaventuranzas no son para “superhombres” sino para todos nosotros y constituyen el “mapa” de la vida cristiana para la felicidad.

Antes del rezo de la oración mariana en la Plaza de San Pedro, el Pontífice explicó que “los ingredientes para la vida feliz se llaman bienaventuranzas”.

“Son bienaventurados los simples, los humildes que hacen lugar a Dios, que saben llorar por los otros y por los propios errores, que se mantienen sencillos, que luchan por la justicia, son misericordiosos con todos, custodian la pureza del corazón, obran siempre por la paz y permanecen en la alegría, no odian e, incluso cuando sufren, responden al mal con el bien”.

“Estas son las bienaventuranzas. No exigen gestos extraordinarios, no son para superhombres sino para quien vive las pruebas y las fatigas de cada día. Para nosotros”.

Así, continuó, “son los santos: respiran como todos el aire del mal que hay en el mundo pero en el camino nunca pierden de vista el trazado por Jesús, aquel indicado en las bienaventuranzas, que son como el mapa de la vida cristiana”.

Hoy, prosiguió el Pontífice, “es la fiesta de aquellos que han alcanzado la meta indicada por este mapa: no solo de los santos del calendario, sino de muchos hermanos y hermanas que caminan a nuestro lado, que tal vez nos hemos encontrado y conocido”.

Francisco recordó que “la Solemnidad de Todos los Santos es ‘nuestra’ fiesta: no porque seamos buenos, sino porque la santidad de Dios ha tocado nuestra vida. Los santos no son modelos perfectos, sino personas atravesadas por Dios”.

“Podemos compararlos con los vitrales de las iglesias que hacen entrar la luz en diversos tonos de color. Los santos son nuestros hermanos y hermanas que han acogido la luz de Dios en su corazón y la han transmitido al mundo, cada uno según su propia tonalidad. Pero todos han sido transparentes, han luchado por limpiar las manchas y las oscuridades del pecado, así dejan pasar la luz amable de Dios”.

Este, precisó el Papa, “es el objetivo de la vida, dejar pasar la luz de Dios, también el marco de nuestra vida. De hecho hoy en el Evangelio Jesús se dirige a los suyos, a todos nosotros, diciendo ‘bienaventurados’, esa palabra con la que inicia su predicación, que es ‘evangelio’, buena noticia porque es el camino de la felicidad. Quien está con Jesús es bienaventurado, es feliz”.

“La felicidad no está en tener alguna cosa o en convertirse en alguno, no. La felicidad verdadera es estar con el Señor y vivir por amor. ¿Ustedes creen esto?”

Hoy, dijo también el Papa Francisco, “es una fiesta de familia, de muchas personas sencillas y escondidas que en realidad ayudan a Dios a seguir adelante al mundo. ¡Y hay muchos también hoy! Hermanos y hermanas que ayudan a seguir adelante en el mundo. Los saludamos con un bello aplauso, a todos”.

El Papa explicó que la primera bienaventuranza se refiere a la pobreza de espíritu. Eso quiere decir que los santos, los bienaventurados “no viven para el éxito, el poder o el dinero. Saben que quien acumula tesoros para si no se enriquece delante de Dios. Creen en cambio que el Señor es el tesoro de la vida y que el amor al prójimo es la única fuente de ganancia”.

El Pontífice se refirió asimismo a otra “bienaventuranza que no se encuentra en el Evangelio sino al final de la Biblia y que habla del final de la vida: ‘Bienaventurados los muertos que mueren en el Señor’”.

“Mañana seremos llamados a acompañar con la oración a nuestros difuntos para que gocen para siempre del Señor. Recordemos con gratitud a nuestros seres queridos y recemos por ellos”.

Para terminar, el Santo Padre hizo votos para que “la Madre de Dios, Reina de los Santos y Puerta del Cielo, interceda por nuestro camino de santidad y por nuestros seres queridos que nos han precedido y que ya participan de la Patria celeste”.

martes, 31 de octubre de 2017

PAPA FRANCISCO PIDE VALENTÍA PARA HACER CREER EL REINO DE DIOS


El Papa Francisco pide valentía para hacer crecer el Reino de Dios
 Foto: L'Osservatore Romano




VATICANO, 31 Oct. 17 / 05:53 am (ACI).- Durante la Misa celebrada en la Casa Santa Marta, en el Vaticano, el Papa Francisco pidió a la Iglesia valentía para hacer crecer el Reino de Dios, servirse de la esperanza, aunque parezca pequeña, para sembrar la semilla del Espíritu Santo.

“La esperanza es la que nos da la plenitud –explicó–, la esperanza de salir de nuestra cárcel, de nuestras limitaciones, de nuestra esclavitud, de la corrupción y llegar a la gloria. El camino hacia la plenitud es un camino de esperanza, y la esperanza es un regalo del Espíritu. Es justamente el Espíritu Santo el que, dentro de nosotros, nos proporciona algo grandioso: la liberación, la gran alegría. Por eso Jesús dice: ‘Del interior de una semilla de mostaza, de ese grano pequeño, surge una fuerza que genera un crecimiento inimaginable’”.

Esa fuerza “es el Espíritu Santo que habita en nosotros y que da esperanza”. Francisco explicó que esa fuerza interior, esa esperanza “crece en nosotros no por medio del proselitismo, sino mediante la fuerza del Espíritu Santo”.

En este sentido, el Santo Padre animó a los miembros de la Iglesia a dejar que crezca esa semilla con la fuerza del Espíritu, pues “muchas veces vemos que se prefiere una pastoral de conservación en vez de dejar que crezca el Reino de Dios. Para que el Reino crezca se necesita valentía, la valentía de dejar que crezca el grano y de mezclar la levadura”.

El Pontífice animó a no tener miedo a ensuciarse las manos a la hora de sembrar la semilla del Reino de Dios. “¡Ay de aquellos que predican el Reino de Dios con la intención de no ensuciarse las manos! Esos son custodios de museos: prefieren las cosas bellas antes que el gesto de sembrar y mezclar para que la fuerza crezca”.

Ese es el mensaje de Pablo en la carta a los Romanos: “esa tensión que va de la esclavitud del pecado a la plenitud de la gloria. La esperanza es la que va adelante, la esperanza no decepciona. A veces la esperanza puede parecer pequeña, como también parece pequeño el grano del que surge un gran árbol o la levadura que hace crecer”.

“La esperanza es la virtud más humilde”, explicó el Papa, y concluyó insistiendo en la valentía necesaria para “hacer crecer el Reino de Dios”.

Evangelio comentado por el Papa Francisco:

Lucas 13:18-21

18 Decía, pues: «¿A qué es semejante el Reino de Dios? ¿A qué lo compararé?

19 Es semejante a un grano de mostaza, que tomó un hombre y lo puso en su jardín, y creció hasta hacerse árbol, y las aves del cielo anidaron en sus ramas.»

20 Dijo también: «¿A qué compararé el Reino de Dios?

21 Es semejante a la levadura que tomó una mujer y la metió en tres medidas de harina, hasta que fermentó todo.»

miércoles, 25 de octubre de 2017

PAPA FRANCISCO: EL PARAÍSO NO ES UN CUENTO NI UN JARDÍN ENCANTADO, SINO EL ABRAZO DE DIOS


Papa Francisco: El Paraíso no es un cuento ni un jardín encantado, sino el abrazo con Dios
Por Álvaro de Juana
 Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa




VATICANO, 25 Oct. 17 / 03:58 am (ACI).- La nueva catequesis del Papa Francisco en la Audiencia General del miércoles trató sobre el Paraíso, un lugar que es “el abrazo con Dios” y donde ya no habrá preocupaciones. El mismo Pontífice anunció que es la última catequesis sobre la esperanza después de unos meses con ste tema.

La catequesis comenzó recordando el momento de Jesús en la cruz. “Junto a él, a izquierda y derecha, hay dos hombres de mala fama”. Uno de ellos es el buen ladrón, que reconoce su pecado. “Es la única vez que la palabra ‘paraíso’ aparece en los evangelios. Jesús se lo promete a un ‘pobre diablo’ que en la cruz ha tenido la valentía de dirigirle la más humilde de las peticiones: ‘acuérdate de mí cuando estés en tu Reino’”.

“El buen ladrón nos recuerda nuestra verdadera condición ante Dios: que somos sus hijos, que Él tiene compasión por nosotros, que Él está desarmado cada vez que manifestamos la nostalgia de su amor”.

El Pontífice recordó que “en las habitaciones de muchos hospitales, o en las celdas de las prisiones este milagro se repite innumerables veces: no hay persona, que haya causado el mal, al que le quede solo la desesperación y le sea prohibida la gracia”.

“El paraíso no es un lugar de cuento y tampoco un jardín encantado. El paraíso es el abrazo con Dios, amor infinito, y entramos en él gracias a Jesús, que ha muerto en la cruz por nosotros”. “Donde está Jesús, está la misericordia y la felicidad: sin Él hay frío y tinieblas”, añadió.

Francisco dijo que cuando un cristiano se encuentra en la hora de la muerte, debe repetir a Jesús: ‘Acuérdate de mí’. Y si no hubiese ninguno que se acordara de nosotros, Jesús está ahí, al nuestro lado”.

“Quiere llevarnos al lugar más hermoso que existe. Nos quiere llevar allí con el poco o mucho bien que hemos hecho en nuestra vida, porque nada se pierde de aquello que ya había salvado”.

Y “en la casa del Padre llevará también todo aquello que en nosotros tiene necesidad todavía de ser rescatado: las faltas y los errores de toda una vida. Y esta es la meta de nuestra existencia, que todo se cumpla y venga transformado en amor”.

“Si creemos esto –continuó–, la muerte dejará de darnos miedo, y podemos también esperar partir desde aquí”. Y en la muerte, “en ese instante, finalmente, no necesitaremos nada más, no veremos más las cosas de manera confusa. No lloraremos inútilmente, porque todo ha pasado”.

martes, 24 de octubre de 2017

PAPA FRANCISCO: CÓMO SE PUEDE COMPRENDER EL MISTERIO DE JESUCRISTO?


¿Cómo se puede comprender el misterio de Jesucristo? 
El Papa lo explica
Por Miguel Pérez Pichel
Foto: L'Osservatore Romano




VATICANO, 24 Oct. 17 / 05:07 am (ACI).- Durante la Misa celebrada en la Casa Santa Marta, en el Vaticano, el Papa Francisco meditó sobre el misterio de Jesucristo, que se entregó hasta la muerte por amor a la humanidad, y explicó que mediante la confesión y la oración se puede llegar a comprender ese misterio.

En su homilía, el Papa destacó la importancia de que los cristianos entren en ese misterio y mediten sobre él. El Santo Padre sostuvo su homilía en la Letra de San Pablo a los Romanos, en la cual se emplea el recurso de la contraposición de conceptos: pecado-desobediencia, gracia-perdón.

El Papa afirmó que cuando se asiste a Misa se tiene la conciencia de que Él está en la Palabra, pero eso no basta para poder entrar en el misterio. “Entrar en el misterio de Jesucristo exige más, es dejarse llevar a ese abismo de misericordia donde no hay palabras, solo el abrazo del amor. El amor que Él experimenta por nosotros hasta la muerte”.

En este sentido, se refirió a la confesión como un elemento esencial para comprender ese misterio, porque “cuando acudimos a la confesión porque hemos pecado –continuó el Pontífice–, decimos nuestros pecados al confesor y nos quedamos tranquilos y contentos. Si sólo hacemos eso, no hemos entrado en el misterio de Jesucristo. Por el contrario, su acudo a la confesión, acudo a encontrarme con Jesucristo, a entrar en el misterio de Jesucristo, a entrar en ese abrazo de perdón del cual habla Pablo, de aquella gratuidad del perdón”.

Precisamente, dejarse arrastrar por la gracia de Cristo que proviene de la confesión es la mejor vía para entender el misterio de Jesucristo: “Entender el misterio de Jesucristo no es una cosa de estudio. A Jesucristo se le entiende sólo con la gracia”.

Como complemento de la confesión, el Papa Francisco destacó que el Via Crucis resulta de gran ayuda, pues en él se encuentra “el abrazo de perdón y de paz”.

“Es bello hacer el Via Crucis –indicó Francisco–. Hacerlo en casa, pensando en el momento de la Pasión del Señor. También los grandes santos lo recomendaban siempre para comenzar la vida espiritual con este encuentro con el misterio de Jesús crucificado”.

También recordó cómo “Santa Teresa aconsejaba a las religiosas que para llegar a la oración de contemplación la más elevada oración que ella tenía era comenzar con la meditación de la Pasión del Señor. La Cruz con Cristo. Cristo en la Cruz. De ese modo, trataba de comprender con el corazón ‘cómo me amó y cómo se dio a sí mismo por mí’, ‘cómo se dio a sí mismo hasta la muerte por mí’”.

El Papa finalizó su homilía invitando a mirar al crucifijo al comenzar la oración, pues es “el icono del misterio más grade de la creación y de todo. Cristo crucificado es el centro de la historia, el centro de mi vida”.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...